Make your own free website on Tripod.com

derecho laboral :I. El Concepto del Derecho del Trabajo

 

I.1.- El Trabajo como objeto del Derecho laboral

 

 

Pérez Botija, afirma que “es regla metódica, observada desde los tiempos de la filosofía griega, no abordar el estudio de una disciplina sin antes ofrecer de ésta una noción general”.

 

Antes de entender lo que es el Derecho del trabajo y ubicarlo en el lugar que le corresponde en la sistemática jurídica, se hace necesario mencionar que entendemos por trabajo y, además, a que clase de trabajo nos referimos cuando lo mencionamos como objeto de una rama del Derecho.

 

El Diccionario de la Real Academia Española (ed. 1992) en alguna de sus acepciones lo define como “el esfuerzo humano aplicado a la producción de la riqueza”.

 

De esta definición se pueden obtener los siguientes elementos:

a).- El trabajo supone una actividad humana

b).- Tiende a la obtención de un provecho

 

No todo trabajo interesa al Derecho laboral. Así ocurre por ejemplo, con el trabajo forzoso el cual será, en todo caso, materia que interese al derecho penal. Pero tampoco todo trabajo libre es objeto de esta disciplina. En el estado actual de nuestra legislación sólo se regula el trabajo subordinado, o sea, el que se presta por una persona, a favor de otra, mediante el pago de un salario.

 

**Capitulo I, p. 19,20.

 

 

I.2.- Definición del Derecho del Trabajo

 

 

Nestor del Buen, propone una clasificación de las definiciones conforme a lo siguiente:

 

ü Atendiendo los fines del Derecho laboral

ü Atendiendo los sujetos del Derecho laboral

ü Atendiendo el objeto del Derecho laboral

ü Atendiendo a la relación laboral en si misma

ü Deficiones complejas

ü Definiciones dobles.

 

I.2.1. Definiciones que atienden a los fines del Derecho laboral.

 

Para Trueba Urbina el “derecho del trabajo es el conjunto de principios, normas e instituciones que protegen, dignifican y tienden a reivindicar a todos los que viven de sus esfuerzos materiales o intelectuales, para la realización de su destino histórico: socializar la vida humana”

 

Critica: el derecho del trabajo no sólo protege a los trabajadores, sin que inclusive hay garantías sociales a favor del capital.

 

Según de la Cueva, “el nuevo derecho del trabajo es la norma que se propone a realizar la justicia social en el equilibrio de las relaciones entre el trabajo y el capital”

 

Critica: Si bien establece el fin genérico y la más importante de las relaciones laborales, omite aquellas relaciones que se establecen de persona a persona y no de persona a capital, como lo son las que se dan entre quienes ejercen una profesión y sus empleados o en el servicio doméstico.

 

 

I.2.2. Definiciones que atienden a los sujetos de la relación laboral

 

 

Para Alfred Hueck y H. C. Nipperedey el “Derecho del trabajo es el derecho especial de los trabajadores dependientes”

 

De acuerdo con Walter Kaskel y Hermann Dersch es “el conjunto de todas las normas jurídicas de índole estatal o autónoma, que regulan la situación jurídica de las personas directamente interesadas en la relación de trabajo dependiente, sea como trabajadores, empleadores o de cualquier otro modo, y de las personas asimiladas por la ley parcialmente a los trabajadores con respecto a la relación de trabajo para ellas”.

 

 

I.2.3. Definiciones que atienden al objeto de la relación laboral.

 

 

Rafael Caldera “el derecho del trabajo es el conjunto de normas jurídicas que se aplican el hecho social trabajo, tanto por lo que toca a las relaciones entre quienes intervienen en él y con la colectividad en general, como al mejoramiento de los trabajadores en su condición de tales”

 

Henri Capitant y Paul Cuche dicen que “la legislación obrera tiene por objeto el contrato e trabajo”

 

 

I.2.4. Definiciones que atienden a la relación laboral en sí misma

 

 

Hernainz Marquez concibe al Derecho del trabajo como “el conjunto de normas jurídicas que regulan, en la pluralidad de sus aspectos, la relación de trabajo, su preparación su desarrollo, consecuencias e instituciones complementarias de los elementos personales que en ellas intervienen”.

 

Daniel Antokoletz señala que “puede definirse el Derecho del Trabajo como el conjunto de principios doctrinarios y disposiciones positivas, nacionales e internacionales, que regulan las relaciones del capital con el trabajo”.

 

 

 

I.2.5. Definiciones complejas

 

 

Para Castorena “el Derecho Obrero es el conjunto de normas y principios que rige la presentación subordinada de servicios personales, la asociación de quienes la prestan y de quienes la reciben, la regulación uniforme del trabajo, crea las autoridades que se encargan de aplicar esas normas y fija los procedimientos que garantizan la eficacia de los derechos subjetivos que de las propias normas derivan”.

 

Este tipo de descripciones corren el riesgo de caer en la descripción, con lo que en vez de lograr un concepto unitario, se logra una acumulación de características menos científicas.

 

 

I.2.6 Definiciones dobles

 

 

Siguen este sistema quienes consideran necesario distinguir entre al Derecho laboral, en sentido amplio o doctrinal, del Derecho laboral en sentido estricto o jurídico positivo.

 

Manuel Alonso García formula las siguientes definiciones:

 

“En sentido amplio o doctrinal, el Derecho del Trabajo es el conjunto de normas reguladoras de las relaciones nacidas de la prestación de un trabajo personal libremente realizado por cuenta ajena”

“En sentido estricto o jurídico positivo, Derecho del trabajo es el conjunto de normas reguladoras de las relaciones nacidas de la prestación de un trabajo libre realizado por cuenta ajena y en situación de subordinación o dependencia”

 

 

I.2.7. Definición de Néstor del Buen

 

 

Derecho del Trabajo es el conjunto de normas relativas a las relaciones que directa o indirectamente derivan de la prestación libre, subordinada y remunerada, de servicios personales y cuya función es producir el equilibrio de los factores en juego mediante la realización de la justicia social.

 

 

II.- La Evolución del Derecho en México

 

 

II.1. La Prehistoria.

 

Prehistoria: “Ciencia que trata de la historia del mundo y del hombre con anterioridad a todo documento de carácter histórico”

 

El término de prehistoria deberá ser entendido haciendo referencia al proceso anterior a la Constitución de 1917, año en que se integra claramente el derecho laboral mexicano. Ya que con el vocablo aquel se identifica el periodo histórico anterior a la existencia del autentico Derecho del Trabajo.

 

 

II.2.- El Derecho Precolonial

 

 

No se tienen noticias exactas sobre las condiciones del trabajo en la época precolonial, según lo dice Lucio Mendieta y Nuñez en su obra denominada El Derecho Precolonial. En  realidad la escasa información que puede tenerse deriva más de meras suposiciones que de datos ciertos.

 

Sahagún, Historia General de las Cosas de Nueva España, hace referencia a las diferentes artes y oficios a que se dedicaban algunos de los antiguos mexicanos: “oficial mecánico, oficial de pluma (bordados, mosaicos y trabajos con plumas de aves), platero, herrero, lapidario, cantero, albañil, médicos, brujos, sastres, tejedores, mercaderes, etc.”. Agrega que por lo general empezaban como aprendices y solamente quedaban autorizados para ejercer un oficio o un arte que se hubiera aprendido, después de aprobar el examen correspondiente.

 

Parece, según afirma Herbert Spencer, (los Antiguos Mexicanos) que los artesanos y obreros formaban gremios . Cada gremio tenia su demarcación en la ciudad, un jefe, una deidad o dios tutelar y festividades exclusivas.

 

En realidad como sostiene Mendieta y Nuñez, nada se sabe respecto de las horas de trabajo y salario, ni de las relaciones de trabajo entre obreros y patrones, no obstante que, pese a la existencia de la esclavitud, debieron, frecuentemente, establecerse relaciones entre artesanos y obreros libres.

 

 

II.3.- El Derecho del Trabajo en la Nueva España: Leyes de Indias.

 

 

Ubicación temporal: El México Colonial, período comprendido entre la Conquista y la Independencia. El Reino de la Nueva España.

 

El término de México Colonial en rigor no es aceptable, pues según Torobio Esquivel Obregón, España no estableció Colonias en el Nuevo Mundo, sino centros de difusión de su cultura grecorromana y católica entre los indios.

 

España, necesitó una organización no comercial, sino política y religiosa. Dictó leyes atendiendo al bien de todos, por eso las leyes no hablan de colonias, sino de reinos. Lejos de buscar fines exclusivamente utilitarios, se llenó el país de hospicios, hospitales, escuelas, colegios, universidades, templos, obras de artes riquísimas, alhóndigas, cajas de comunidad, misiones y colegios de propagación de fe, que reflejan un plan humanitario.

 

En ese mismo tenor humanitario se dictaron las Leyes de Indias. Se trata de la primera legislación social dictada en el mundo, con características que nadie consideraría hoy como propias de un sistema de explotación sino, por el contrario, dignas de una solución avanzada.

 

Incluso las leyes de Indias, son modelo con vigencia actual, para cualquier Sistema Jurídico laboral que intente ser avanzado.

 

Génaro V. Vázquez, a manera de resumen de lo más importante de la Legislación de las Indias, subraya las siguientes disposiciones fundamentales.

 

 

a) La idea de reducción de las horas de trabajo

b) La jornada de ocho horas, expresamente determinada en la Ley Vi, del Titulo Vi del libro III de la Recopilación de Indias, que ordeno en el año de 1593 que los obreros trabajaran 8 horas repartidas convenientemente.

c) Los descansos semanales, originalmente establecidos por motivos religiosos. Emperador Carlos V dictó el 21 de septiembre de 1541 la Ley XVII en el Titulo I de la Recopilación, que ordenaba que indios, negros y mulatos no trabajen los domingos y los días de guardar.

d) El pago del séptimo día, cuyos antecedentes los encuentra Vázquez en la Real Cédula de 1606 sobre alquileres de indios.

e) La protección del salario de los trabajadores, y en especial con respecto al pago en efectivo, al pago oportuno y al pago íntegro, considerándose también la obligación de hacerlo en presencia de persona que lo calificara para evitar engaños y fraudes.

f) La Tendencia  fijar el salario. En 1576, el Virrey Enriquez, 30 cacaos al día como salario a los indios macehuales. 1599,  el Conde de Monterrey un real de plata, salario por día y un real de plata por cada seis leguas de ida y vuelta a sus casas para los indios ocupados en los ingenios. En 1603, el propio Conde establece el pago de un salario mínimo para los indios en labores y minas, fijando lo en Real y medio por día o un Real y comida suficiente y bastante carne caliente con tortillas de maíz cocido que se llama pozole.

g) La protección a la mujer encinta, visible en las Leyes de Burgos obra de la Junta de 1512 a que cito la Corona para discutir la protesta que los dominicos habían presentado contra los excesos de los Españoles en la explotación de los indios. Allí mismo se establece en 14 años la edad necesaria para ser admitido al trabajo.

h) La protección a las labores insalubres y peligrosas. En la Ley XIV, Titulo VII, del Libro VI expedida por Carlos V el 6 de Febrero de 1538, se prohibe que los menores de 18 años acarren bultos. Se dispone también que no pasará de 2 arrobas  la carga que transportarán los indios...

i) El principio procesal de verdad sabida que operaba a favor de los indios por disposición de la Ley V, Titulo X, Libro V, de 19 de Octubre de 1514, expedida por Fernando V. (Verdad Sabida, ej. En el supuesto de que el trabajador señale jornada, horarios, salario determinados y el patrón no compruebe en contrario, se aplica como verdadero el dicho del trabajador)

j) El principio de casas higiénicas esta previsto por el Capitulo V de la Real Cédula dictada por el Virrey Antonio Bonilla, en Marzo de 1790. Los dueños de esclavos debían de darles habitaciones distintas para los dos sexos, no siendo casados, y que sean cómodas y suficientes...

k) La atención médica obligatoria y el descanso pagado por enfermedad que aparecen consagrados en el “Bando sobre la libertad, tratamientos, jornales de los indios en las Haciendas” dado por el mandato de la Real Audiencia el 23 de Marzo de 1785.

 

La bondad de las normas, no correspondía a una realidad en la aplicación.

 

Génaro V. Vázquez, señala alguna de las causas que impidieron el cumplimiento de las Leyes de Indias.

 

ü La falta de sanción suficiente en la Ley misma o para la investigación de su violación

ü La falta de instrumentos efectivos para hacer cumplir la ley

ü La confabulación de autoridades para la violación de la ley

ü La ignorancia de la misma ley

 

Barón de Humboldt, describe una imagen de la realidad social de la Nueva España. “Hombres libres, indios y hombres de color, están confundidos como galeotes que la justicia distribuye entre las fábricas para hacerles trabajar a jornal. Unos y otros están medio desnudos, cubiertos de andrajos, flacos y desfigurados. Cada taller parece más bien una oscura cárcel: las puertas que son dobles, están constantemente cerradas, y no se permite a los trabajadores salir a casa, los que son casados sólo los domingos pueden ver a su familia. Todos son castigados irremisiblemente si cometen la menor falta contra el orden establecido en la manufactura.”

 

 

II.4. La Legislación en el México de la Independencia

 

 

No se encuentran disposiciones claramente relativas a lo que podríamos considerar derechos de los trabajadores, en ninguno de los bandos, declaraciones, constituciones, etc. que fueron dictados desde el principio de la guerra de Independencia, ni una vez consumada ésta.

 

Se observa a pesar de la Independencia, la subsistencia de disposiciones vigentes en la Nueva España: Art. 2 del Reglamento Provisional Político del Imperio Mexicano decía: “Quedan, sin embargo, en su fuerza y vigor las leyes, órdenes y decretos promulgados anteriormente en el territorio del imperio hasta el 24 de febrero de 1821, en cuanto no pugnen con el presente reglamento, y con las leyes, órdenes y decretos expedidos, o que se expidieren en consecuencia de nuestra independencia.

 

“El Bando de Hidalgo” dado en la Cd. de Guadalajara, el 6 de diciembre de 1810, en su art. 1, ordenaba a los dueños de esclavos que les diesen la libertad, en el término de 10 días, so pena de muerte.

 

Los “Elementos Constitucionales” de Ignacio López Rayón, en el art. 24 determinaban, igualmente, la proscripción de la esclavitud, y en el art. 30 decretaban la abolición de los exámenes de artesanos que quedarían sólo calificados por su desempeño, lo que constituye una clara referencia a la eliminación del sistema gremial heredado de la Nueva España.

 

En los “Sentimientos a la Nación o 23 Puntos” leídos por Morelos el 14 de Septiembre de 1813, en Chilpancingo, en el punto 12 se indica “que como la buena ley, es superior a todo hombre, las que dicte nuestro Congreso deben de ser tales que obliguen a constancia y patriotismo, moderen la opulencia y la indigencia, y de tal suerte se aumente el jornal del pobre, que mejoren sus costumbres, aleje la ignorancia, la rapiña y el hurto”. El punto 15 insiste en la prohibición de la esclavitud y de la distinción de castas.

 

El “Decreto Constitucional para la libertad de la América mexicana”, sancionada en Apatzingán el 22 de Octubre de 1814, a instancias de Morelos, establece la libertad de la cultura, industria y comercio, en su art. 38, a favor de todos los ciudadanos.

 

La Constitución Española, expedida por las Cortes de Cádiz, jurada en la Nueva España el 30 de Septiembre de 1812, no contempla norma alguna, siquiera relativa a la libertad del trabajo o industria.

 

En el Plan de Iguala, dado por Agustín de Iturbide el 24 de febrero de 1821 se menciona (art. 12) que “todos los habitantes de él (Imperio Mexicano), sin otra distinción que su mérito y virtudes, son ciudadanos idóneos para optar por cualquier empleo”.

 

La Constitución de 4 de Octubre de 1824 y la Constitución Centralista de 29 de Diciembre de 1836 fueron omisas de cualquier derecho laboral.

 

 

II.5. La Condición de los Trabajadores en los primeros años de la Independencia. (1821-1856)

 

 

No parece que la condición del peonaje Mexicano hubiera mejorado con la Independencia.

 

Según expone Guadalupe Rivera Marín “hacia 1823 nos encontramos con jornadas de trabajo de 18 horas laboradas, salarios de dos reales y medio; para la mujer y los niños se destinaba un real semanario. Pero más grave aún, 31 años más tarde, en 1854, los obreros percibían un salario de tres reales diarios, sin que la jornada hubiera disminuido en más de una hora. (véase el aumento en todo ese período).

 

Las primeras organizaciones artesanales substitutivas de los antiguos gremios fueron creadas hacia 1843, bajo el gobierno de Antonio López de Santa Anna. De esa misma época son las llamadas Juntas de Fomento de Artesanos y las Juntas de  Menores trataron de fomentar la protección de la industria nacional y defenderla de la competencia de los productos extranjeros, trataban también de crear fondos de beneficencia pública, mediante la aportación de cuotas semanarias, para el socorro de los beneficiarios, con el objeto de establecer, en última instancia, cajas y bancos de ahorro.

 

 

II.6. La Constitución de 1857.

 

 

Al triunfo de la Revolución de Ayutla, que permito la expulsión definitiva del general Santa Anna del poder, el Presidente Comonfort nombrado en sustitución del general Juan Álvarez, el 11 de Diciembre de 1855, reunió al Congreso Constituyente en la ciudad de México el 17 de febrero de 1856, para el efecto de formular el proyecto de Constitución.

 

Sin embargo, en la Constitución de 1857, no se consagró en realidad ningún derecho social.

 

 

II.7. La Legislación Civil y Penal del Liberalismo.

 

 

Después del triunfo de los liberales sobre los conservadores y la entrada de Juárez a la ciudad de México, el 11 de Enero de 1861, después de vencidos los generales Márquez y Miramón, otorga al Presidente el rango de Presidente Constitucional, por mandato del segundo Congreso Constituyente, decretado el 11 de Junio de 1861

 

En las leyes de reforma como obra jurídica de Juárez, no puede encontrarse disposición alguna de cambio social a los intereses de los trabajadores.

 

El Código de 1870 sólo contiene respecto de lo que hoy llamaríamos relaciones laborales, dos capítulos en el Titulo Décimo Tercero del Libro III. Se refiere al servicio doméstico y al servicio por jornal. Señalaban un proteccionismo total a favor del patrón, dejando a su arbitrio la terminación del contrato, sin responsabilidad alguna.

 

La legislación penal en su artículo 925, dispuso: “Se impondrán de 8 días a 3 meses de arresto y multa de 25 a 500 pesos, o una sola de estas dos penas, a los que formen un tumulto o motín, o empleen cualquier otro medio de violencia física o moral con el objeto de hacer que suban o bajen los salarios o jornales de los operarios o de impedir el libre ejercicio de la industria o del trabajo.”

 

El liberalismo antisocial de Juárez, en realidad sentó las bases que permitieron, bajo el porfirismo, una mayor explotación de los trabajadores, aunada a una represión más cruel puesta en vigor por el General Díaz.

 

 

II.8. El movimiento obrero en la segunda mitad del Siglo XIX. La Situación Económica.

 

 

Relata García Cantú  que el partido liberal, al triunfo frente a Maximiliano, se divide en 2 grupos: de una parte el que encabezaba el Presidente Juárez, junto con Lerdo de Tejada, como principal exponente; del otro lado los que después integrarían el Grupo Porfirista.

 

Los salarios que recibían los trabajadores del campo eran miserables. Los Agricultores de Aguascalientes por ejemplo, pagaban un real diario y ración semanaria de dos almudes de maíz para los peones adultos acomodados. 25 centavos en Jalisco y 18 centavos en Querétaro. Jornadas de 11 horas.

 

El salario en las minas era, en promedio, de 25 a 50 centavos al día, con jornadas poco menores que la de los campesinos.

 

En las fábricas, con una jornada aproximada de 11 horas, el salario variaba entre 18 y 75 centavos diarios. Obtenían empleo si eran buenos “cristianos”, según lo denuncia la obra “El hijo del trabajo”. De su raya semanaria, se les descontaban: 2 reales para la sociedad católica, 1 Real para el enverjado del atrio del Sagrario de la Catedral, 1 Real para el sostenimiento de los hermanos de la vela verde, 1 ½ real para el mes de María, 1 ½ real para el de San José, ½ real para la misa de la capilla de la fábrica, ½ real para las necesidades de la Iglesia, ½ cuartilla para el santo sepulcro y 3 reales por estar suscritos a periódicos que defienden la religión.

 

 

Los primeros conflictos

 

 

El 14 de Julio de 1868. Los industriales de las fábricas de “La Hormiga”, “La Magdalena”, “La Fama”, “San Fernando”, “la Colmena” y “Barrón” decretaron un paro, para lograr una rebaja en los sueldos, afectando a 900 trabajadores.

 

A pesar de las gestiones de estos con el Presidente Juárez, no lograron nada. Se contrato nueva gente bajo condiciones fijadas por los empresarios, tales como jornadas, horarios, descuentos, multas, etc.

 

 

Los movimientos campesinos

 

De la misma manera que en Francia a partir de la Ley Le Chapelier, se utilizó la organización mutualista. En la ciudad de Guadalajara, en Marzo de 1850 se fundó la primera organización de artesanos de la que se tiene noticia.

 

Se dieron también dos movimientos campesinos, el de Julio López Chávez, en Chalco y el de Diego Hernández, en Sierra Gorda. Ambos con tendencias socialistas al reparto de tierras entre los indígenas.

 

 

Las Organizaciones y Movimientos Obreros

 

Las ideas socialistas empezaban a tener vigencia en el último tercio del siglo XIX.  Como sociedades mutualistas existieron las fundada por Juan Cano y el escultor José María Miranda, denominada “La Gran Familia Artistica”, la “Fraternidad de Sastres” en 1864, “La Sociedad Fraternal” secreta en 1886, la “Sociedad de Artresanos y Agricultores”.

 

El primer  organismo obrero de importancia fue “El Gran Circulo de Obreros” García Cantú afirma que no se conocen los primeros pasos de este grupo. Esta organización llegó a tener en el año de 1875 28 sucursales en todo el país y recibió el apoyo moral de todas las organizaciones obreras de ese entonces.

 

16 de Septiembre de 1872, según Luis Araiza se constituye un organismo central de carácter nacional que se denomina “Circulo de Obreros de México”, que es la fecha en que se ubica la creación de El Gran Circulo de Obreros, para efectos de este estudio, se trata de la misma organización.

 

En 1875 llegó a tener 28 sucursales en todo el país y recibió el apoyo moral de casi todas las organizaciones obreras de ese entonces. Las 7 primeras cláusulas del Reglamento del Gran Circulo, que fue aprobado el día 2 de Junio de 1872, expresaban claramente sus tendencias.

1.- Mejorar por todos los medios legales la situación de la clase obrera, ya en su condición social, ya en la moral y económica.

2.- Proteger a la misma clase, contra los abusos de capitalistas y maestros de talleres.

3.- Relacionar entre sí a toda la familia obrera de México.

4.- Proteger a la industria y el progreso de las artes.

5.- Propagar entre la clase obrera la instrucción correspondiente en sus derechos y obligaciones sociales y en lo relativo a las artes y oficios.

7.- Establecer todos los círculos necesarios en la República, a fin de que estén en contacto los obreros de los Estados con los de la Capital.

 

El 20 de Noviembre de 1974 el Gran Círculo de Obreros publicó un proyecto de Reglamento General para regir el orden del trabajo en las fábricas unidas del Valle de México, quizá el primer intento de un contrato colectivo de trabajo en México.

 

Otros organismos creados en México fueron el Gran Circulo Reformista y la Gran Confederación de las Asociaciones de Obreros Mexicanos, cuyo objeto fue promover la libertad, la exaltación y el progreso de las clases trabajadoras. Solucionar el problema de la armonía del trabajo con el capital.

 

El primer Congreso Obrero Permanente se celebró el 6 de Marzo de 1876. En 1880, presidido por Carmen Huerta, se celebró el segundo Congreso Obrero. Celebro sesiones durante 4 meses y acabo disolviéndose.

 

En la época que se reseña, resaltan algunos acontecimientos sociales importantes, como la huelga de sombrereros en 1875 y el de Pinos Altos, en el estado de Chihuahua, ocurrido el 21 de Enero de 1883 . Este es un antecedente de los movimientos de Cananea y Río Blanco.

 

Con el paso del tiempo y el mayor desarrollo del capitalismo extranjero, auspiciado por Porfirio Díaz, la condición de los obreros se fue haciendo más y más penosa, hasta producirse el movimiento armado de 1910.

 

 

III. La Revolución

 

 

Epoca Porfirista

 

 

PROS CONTRAS

Mejoría indudable de la economía y de las comunicaciones Trato inhumano a los trabajadores

Ley sobre accidentes de trabajo, dictada en el Estado de México “Ley Vicente Villada” 1904 y Nuevo León  por el Gral. Bernardo Reyes 1906. Ley de Bernardo Reyes o de Accidentes de Trabajo de Chihuahua 1913, Ley del Trabajo de Coahuila 1916.

 

Las 2 leyes anteriores adoptan la Teoría del Riesgo Profesional y sustituyen la tesis de la responsabilidad en la culpa.* Depredaciones en Yucatán y Sonora. (p. 316)

 

Las condiciones de trabajo miserable no se limitaban a los esclavos de Yucatán  y Sonora,  se extiende a toda clase de personas que trabajan.

 

 

 

* Lo fundamental en las leyes de accidentes de trabajo estribó en el establecimiento de la obligación patronal de indemnizar en casos de accidente y enfermedad profesional y en la inversión de la prueba, ya que se estimó que todo accidente era profesional, mientras no se demostrara lo contrario.

 

En el aspecto negativo del régimen d Porfirio Diaz, Jhon Kenneth Turner, autor de México Bárbaro describe la situación de los trabajadores y la amarga realidad social del Porfiariato. La obra de Turner describe un panorama de los últimos años del Porfiriato.

 

En Yucatán “los 50 reyes del henéquen viven ricos en Palacios en Mérida, con casas en el extranjero, viajan mucho, hablan varios idiomas y con su familia constituyen una clase social muy cultivada. Los esclavos son 8,000 indios yaquis, 3,000 chinos (coreanos), y entre 100 y 125 mil indígenas Mayas que antes poseían tierras que ahora dominan los henequeros”.

 

“Los esclavos se levantan cuando la gran campana del patio suena a las 3:45 de la mañana....el trabajo termina cuando ya no se puede ver por la obscuridad y en el “casco” prosigue a veces durante muchas horas de la noche”.

 

El mismo Turner señala en la obra “Los peones del campo y los pobres de la ciudad” que la miseria se extiende a toda clase de personas que trabajan.

 

Las formulas de las que se valía Porfirio Díaz para mantenerse en el poder no eran solamente, de explotación de los trabajadores. Por lo que hace al capital extranjero, Díaz hacia toda clase de concesiones en su favor, que eran correspondidas generosamente en su interés personal.  La seguridad de la intervención extranjera en su favor fue una de las armas poderosas que impidieron al pueblo mexicano hacer uso de las armas, para derrocar a su gobernante que se impuso por medio de las armas.  Jhon Kenneth Turner.

 

 

 

Las Huelgas de Cananea y Río Blanco

 

En el mineral de Cananea Sonora, se dio entre el 31 de Mayo y 3 de Junio en 1906 el movimiento de Cananea, al que se le ha atribuido una especial importancia como expresión del descontento con el Porfirismo. Responde a una situación específica y no a una condición general  de la clase obrera  mexicana:

 

a) Pues se trataba de trabajadores que dentro del nivel nacional, disfrutaban de salarios más altos.

 

b) Detrás del movimiento obrero existía una clara dirección política, dirigida por Manuel M. Dieguez, Francisco M. Ibarra y Esteban Baca Calderon, Presidente, Vicepresidente y Secretario de la “Unión Liberal Humanidad” y de Lázaro Gutiérrez Lara, Presidente del Club Liberal de Cananea.

 

c) En este movimiento se reclamó por primera vez en México, la jornada de 8 horas, igualdad de trato para los trabajadores mexicanos y la proporción mayor en su número, respecto de los extranjeros.

 

El documento donde se consignaban estas peticiones, fue redactado por el Comité de Huelga y presentado a la empresa Cananea Consolidated Cooper Co. el 1 de Junio de 1906, en los siguientes términos:

 

ü Destitución del Mayordomo Luis Nivel

ü Sueldo mínimo de 5 pesos con 8 horas de trabajo

ü Ocupación de 75% de Mexicanos y 25% de extranjeros, teniendo los primeros las mismas aptitudes que los segundos.

ü Poner hombres al cuidado de jaulas

ü Mexicanos con derecho a ascenso, según se lo permitan sus aptitudes

 

Para terminar con este movimiento, intervienen fuerzas armadas extranjeras, los Rangers (soldados rurales de Arizona) al mando del Coronel Rynning, son traídos al lugar por el propio gobernador del estado Rafael Izábal.

 

Después aparecen soldados del ejército mexicano al mando del Coronel Kosterlisky, por órdenes del general Luis Torres, jefe de la zona militar, en sustitución de los Rangers, los que se hacen cargo de la represión final contra los obreros.

 

Por último se encarcela, en la fortaleza de San Juan de Úlua, en el Puerto de Veracruz, a los principales dirigentes de los trabajadores.

 

 

En Río Blanco, Orizaba, en el Estado de Veracruz, en 1907  este movimiento obrero terminó con un número elevadísimo de muertos y heridos. Se prohiben como consecuencia, en el Régimen Revolucionario, las tiendas de raya.

 

La cronología de los sucesos corresponde a los hechos siguientes:

 

a) Fundación del Gran Circulo de Obreros de Río Blanco, con la intervención del magonista José Neira.

b) Disolución del Gran Circulo  y reorganización en 1906, bajo la dirección de José Morales.

c) Constitución en 1906 del Centro Industrial Mexicano, como organismo de defensa patronal, inicia Puebla y Tlaxcala, luego se adhieren las demás fabricas.

d) Preparación de un Reglamento Patronal ( prohibición de recibir visitas en su casa, leer periódicos o libros sin previa censura, descuentos en salarios, horario de 6 a.m. a 8 p.m.)

e) Huelga general el 4 de Diciembre de 1906 en 30 fábricas de la zona

f) Sometimiento del conflicto al arbitraje de Porfirio Díaz.

g) Paro patronal, sugerido por José Yves Limantour M.H. para contrarrestar la solidaridad de los trabajadores. En Rió Blanco se afectan a 50,000 trabajadores.

h) Laudo de Porfirio Díaz, 4 de Enero de 1907 favoreciendo totalmente al interés patronal. Se ordena regresar al trabajo el 7 de Enero.

i) Rechazo de Laudo. Los de Rió Blanco se reúnen en Orizaba.

j) Mitin enfrente de la fábrica negándose a volver a sus trabajos los trabajadores. Incendio de la tienda de raya y casas de los trabajadores.

k) La represión bestial del ejército.

 

 

El Programa del Partido Liberal

 

En San Luis Missouri, Estados Unidos de Norteamérica, el Partido Liberal Mexicano, cuyo Presidente era Ricardo Flores Magón, lanza el 1 de Julio de 1906, el Programa que se afirma constituye la base ideológica de la Revolución Mexicana y el fundamento del art. 123 Constitucional. (ver. Pags. 322 y 323.)

 

Constituyente de 1917, surge el artículo 123, como garantía social de la clase trabajadora.

 

 

 

 

 

El artículo 123 Constitucional

 

1a. Reforma D.O.F. 06/09/29

2a. Reforma D.O.F. 04/11/33

3a. Reforma D.O.F. 31/12/38

4a. Reforma D.O.F. 18/11/42

5a. Reforma D.O.F. 05/12/60

6a. Reforma D.O.F. 27/11/61

7a. Reforma D.O.F. 21/11/62

8a. Reforma D.O.F. 14/02/72

9a. Reforma D.O.F. 10/11/72

10a. Reforma D.O.F. 08/10/74

11a. Reforma D.O.F. 31/12/74

12a. Reforma D.O.F. 06/02/75

13a. Reforma D.O.F. 09/01/78

14a. Reforma D.O.F. 09/01/78

15a. Reforma D.O.F. 19/12/78

16a. Reforma D.O.F. 17/11/82

17a. Reforma D.O.F. 23/12/86

18a. Reforma D.O.F. 27/06/90

19a. Reforma D.O.F. 20/08/93

20a. Reforma D.O.F. 31/12/94

21a. Reforma D.O.F. 08/03/99

 

 

CONSTITUCIÓN GENERAL DE LA REPÚBLICA

TÍTULO SEXTO

Del Trabajo y de la Previsión Social

 

 

Artículo 123

Toda persona tiene derecho al trabajo digno y socialmente útil; al efecto, se promoverán la creación de empleos y la organización social para el trabajo, conforme a la Ley.

 

El Congreso de la Unión, sin contravenir a las bases siguientes, deberá expedir leyes sobre el trabajo, las cuales regirán:

 

 

Artículo 73

El Congreso tiene facultad:

 

X.- Para legislar en toda la República sobre hidrocarburos, minería, industria cinematográfica, comercio, juegos con apuestas y sorteos, intermediación y servicios financieros, energía eléctrica y nuclear, y para expedir las leyes del trabajo reglamentarias del Artículo 123;

 

 

 

A.- ENTRE LOS OBREROS, JORNALEROS, EMPLEADOS DOMÉSTICOS, ARTESANOS Y DE UNA MANERA GENERAL, TODO CONTRATO DE TRABAJO:

 

 

I.- La duración de la jornada máxima será de ocho horas;

 

II.- La jornada máxima de trabajo nocturno será de 7 horas.

Quedan prohibidas: las labores insalubres o peligrosas, el trabajo nocturno industrial y todo otro trabajo después de las diez de la noche de los menores de dieciséis años;

 

III.- Queda prohibida la utilización del trabajo de los menores de catorce años. Los mayores de esta edad y menores de dieciséis tendrán como jornada máxima la de seis horas.

 

IV.- Por cada seis días de trabajo deberá disfrutar el operario de un día de descanso, cuando menos.

 

V.- Las mujeres durante el embarazo no realizarán trabajos que exijan un esfuerzo considerable y signifiquen un peligro para su salud en relación con la gestación; gozarán forzosamente de un descanso de seis semanas anteriores a la fecha fijada aproximadamente para el parto y seis semanas posteriores al mismo, debiendo percibir su salario íntegro y conservar su empleo y los derechos que hubieren adquirido por la relación de trabajo. En el período de lactancia tendrán dos descansos extraordinarios por día de media hora cada uno para alimentar a sus hijos;

 

VI.- Los salarios mínimos que deberán disfrutar los trabajadores serán generales o profesionales. Los primeros regirán en las áreas geográficas que se determinen; los segundos se aplicarán en ramas determinadas de la actividad económica o en profesiones, oficios o trabajos especiales.

 

Los salarios mínimos generales deberán ser suficientes para satisfacer las necesidades normales de un jefe de familia, en el orden material, social y cultural, y para proveer a la educación obligatoria de los hijos. Los salarios mínimos profesionales se fijarán considerando, además, las condiciones de las distintas actividades económicas.

 

Los salarios mínimos se fijarán por una comisión nacional integrada por representantes de los trabajadores, de los patrones y del gobierno, la que podrá auxiliarse de las comisiones especiales de carácter consultivo que considere indispensables para el mejor desempeño de sus funciones;

 

VII.- Para trabajo igual debe corresponder salario igual, sin tener en cuenta sexo ni nacionalidad.

 

VIII.- El salario mínimo quedará exceptuado de embargo, compensación o descuento.

 

IX.- Los trabajadores tendrán derecho a una participación en las utilidades de las empresas, regulada de conformidad con las siguientes normas:

 

a) Una Comisión Nacional, integrada con representantes de los trabajadores, de los patronos y del Gobierno, fijará el porcentaje de utilidades que deba repartirse entre los trabajadores;

 

b) La Comisión Nacional practicará las investigaciones y realizará los estudios necesarios y apropiados para conocer las condiciones generales de la economía nacional. Tomará asimismo en consideración la necesidad de fomentar el desarrollo industrial del País, el interés razonable que debe percibir el capital y la necesaria reinversión de capitales;

 

c) La misma Comisión podrá revisar el porcentaje fijado cuando existan nuevos estudios e investigaciones que los justifiquen.

 

d) La Ley podrá exceptuar de la obligación de repartir utilidades a las empresas de nueva creación durante un número determinado y limitado de años, a los trabajos de exploración y a otras actividades cuando lo justifique su naturaleza y condiciones particulares;

 

e) Para determinar el monto de las utilidades de cada empresa se tomará como base la renta gravable de conformidad con las disposiciones de la Ley del Impuesto sobre la Renta. Los trabajadores podrán formular ante la Oficina correspondiente de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público las objeciones que juzguen convenientes, ajustándose al procedimiento que determine la ley;

 

f) El derecho de los trabajadores a participar en las utilidades no implica la facultad de intervenir en la dirección o administración de las empresas.

 

X.- El salario deberá pagarse precisamente en moneda de curso legal, no siendo permitido hacerlo efectivo con mercancías, ni con vales, fichas o cualquier otro signo representativo con que se pretenda substituir la moneda.

 

XI.- Cuando, por circunstancias extraordinarias deban aumentarse las horas de jornada, se abonará como salario por el tiempo excedente de un 100% más de lo fijado por las horas normales. En ningún caso el trabajo extraordinario podrá exceder de tres horas diarias, ni de tres veces consecutivas. Los menores de dieciséis años no serán admitidos en esta clase de trabajos.

 

XII.- Toda empresa agrícola, industrial, minera o de cualquier otra clase de trabajo, estará obligada, según lo determinen las leyes reglamentarias a proporcionar a los trabajadores habitaciones cómodas e higiénicas. Esta obligación se cumplirá mediante las aportaciones que las empresas hagan a un fondo nacional de la vivienda a fin de constituir depósitos en favor de sus trabajadores y establecer un sistema de financiamiento que permita otorgar a éstos crédito barato y suficiente para que adquieran en propiedad tales habitaciones.

 

Se considera de utilidad social la expedición de una ley para la creación de un organismo integrado por representantes del Gobierno Federal, de los trabajadores y de los patrones, que administre los recursos del fondo nacional de la vivienda. Dicha ley regulará las formas y procedimientos conforme a los cuales los trabajadores podrán adquirir en propiedad las habitaciones antes mencionadas.

 

Las negociaciones a que se refiere el párrafo primero de esta fracción, situadas fuera de las poblaciones, están obligadas a establecer escuelas, enfermerías y demás servicios necesarios a la comunidad.

 

Además, en esos mismos centros de trabajo, cuando su población exceda de doscientos habitantes, deberá reservarse un espacio de terreno, que no será menor de cinco mil metros cuadrados, para el establecimiento de mercados públicos, instalación de edificios destinados a los servicios municipales y centros recreativos.

 

Queda prohibido en todo centro de trabajo, el establecimiento de expendios de bebidas embriagantes y de casas de juego de azar;

 

XIII.- Las empresas, cualquiera que sea su actividad, estarán obligadas a proporcionar a sus trabajadores, capacitación o adiestramiento para el trabajo. La ley reglamentaria determinará los sistemas, métodos y procedimientos conforme a los cuales los patrones deberán cumplir con dicha obligación;

 

XIV.- Los empresarios serán responsables de los accidentes del trabajo y de las enfermedades profesionales de los trabajadores, sufridas con motivo o en ejercicio de la profesión o trabajo que ejecuten; por lo tanto, los patronos deberán pagar la indemnización correspondiente, según que haya traído como consecuencia la muerte o simplemente incapacidad temporal o permanente para trabajar, de acuerdo con lo que las leyes determinen. Esta responsabilidad subsistirá aún en el caso de que el patrono contrate el trabajo por un intermediario;

 

XV.- El patrón estará obligado a observar, de acuerdo con la naturaleza de su negociación, los preceptos legales sobre higiene y seguridad en las instalaciones de su establecimiento, y a adoptar las medidas adecuadas para prevenir accidentes en el uso de las máquinas, instrumentos y materiales de trabajo, así como a organizar de tal manera éste, que resulte la mayor garantía para la salud y la vida de los trabajadores, y del producto de la concepción, cuando se trate de mujeres embarazadas. Las leyes contendrán, al efecto, las sanciones procedentes en cada caso;

 

XVI.- Tanto los obreros como los empresarios tendrán derecho para coaligarse en defensa de sus respectivos intereses, formando sindicatos, asociaciones profesionales, etcétera;

 

XVII.- Las leyes reconocerán como un derecho de los obreros y de los patronos, las huelgas y los paros;

 

XVIII.- Las huelgas serán lícitas cuando tengan por objeto conseguir el equilibrio entre los diversos factores de la producción, armonizando los derechos del trabajo con los del capital. En los servicios públicos será obligatorio para los trabajadores dar aviso, con diez días de anticipación, a la Junta de Conciliación y Arbitraje, de la fecha señalada para la suspensión del trabajo. Las huelgas serán consideradas como ilícitas únicamente cuando la mayoría de los huelguistas ejerciera actos violentos contra las personas o las propiedades, o en caso de guerra, cuando aquéllos pertenezcan a los establecimientos y servicios que dependan del Gobierno;

 

XIX.- Los paros serán lícitos únicamente cuando el exceso de producción haga necesario suspender el trabajo para mantener los precios en un límite costeable, previa aprobación de la Junta de Conciliación y Arbitraje;

 

XX.- Las diferencias o los conflictos entre el capital y el trabajo, se sujetarán a la decisión de una Junta de Conciliación y Arbitraje, formada por igual número de representantes de los obreros y de los patronos, y uno del Gobierno;

 

XXI.- Si el patrono se negare a someter sus diferencias al arbitraje o a aceptar el laudo pronunciado por la Junta, se dará por terminado el contrato de trabajo y quedará obligado a indemnizar al obrero con el importe de tres meses de salario, además de la responsabilidad que le resulte del conflicto. Esta disposición no será aplicable en los casos de las acciones consignadas en la fracción siguiente. Si la negativa fuere de los trabajadores, se dará por terminado el contrato de trabajo;

 

XXII.- El patrono que despida a un obrero sin causa justificada o por haber ingresado a una asociación o sindicato, o por haber tomado parte en una huelga lícita, estará obligado, a elección del trabajador, a cumplir el contrato o a indemnizarlo con el importe de tres meses de salario. La Ley determinará los casos en que el patrono podrá ser eximido de la obligación de cumplir el contrato, mediante el pago de una indemnización. Igualmente tendrá la obligación de indemnizar al trabajador con el importe de tres meses de salario, cuando se retire del servicio por falta de probidad del patrono o por recibir de él malos tratamientos, ya sea en su persona o en la de su cónyuge, padres, hijos o hermanos. El patrono no podrá eximirse de esta responsabilidad, cuando los malos tratamientos provengan de dependientes o familiares que obren con el consentimiento o tolerancia de él;

 

XXIII.- Los créditos en favor de los trabajadores por salario o sueldos devengados en el último año, y por indemnizaciones, tendrán preferencia sobre cualquiera otros en los casos de concurso o de quiebra;

 

XXIV.- De las deudas contraídas por los trabajadores a favor de sus patronos, de sus asociados, familiares o dependientes, sólo será responsable el mismo trabajador, y en ningún caso y por ningún motivo se podrá exigir a los miembros de su familia, ni serán exigibles dichas deudas por la cantidad excedente del sueldo del trabajador en un mes;

 

XXV.- El servicio para la colocación de los trabajadores será gratuito para éstos, ya se efectúe por oficinas municipales, bolsas de trabajo o por cualquier otra institución oficial o particular.

 

En la prestación de este servicio se tomará en cuenta la demanda de trabajo y, en igualdad de condiciones, tendrán prioridad quienes representen la única fuente de ingresos en su familia;

 

XXVI.- Todo contrato de trabajo celebrado entre un mexicano y un empresario extranjero, deberá ser legalizado por la autoridad municipal competente y visado por el Cónsul de la Nación a donde el trabajador tenga que ir, en el concepto de que además de las cláusulas ordinarias, se especificará claramente que los gastos de la repatriación quedan a cargo del empresario contratante;

 

XXVII.- Serán condiciones nulas y no obligarán a los contrayentes, aunque se expresen en el contrato:

 

a) Las que estipulen una jornada inhumana por lo notoriamente excesiva, dada la índole del trabajo.

 

b) Las que fijen un salario que no sea remunerador a juicio de las Juntas de Conciliación y Arbitraje.

 

c) Las que estipulen un plazo mayor de una semana para la percepción del jornal.

 

d) Las que señalen un lugar de recreo, fonda, café, taberna, cantina o tienda para efectuar el pago del salario, cuando no se trate de empleados en esos establecimientos.

 

e) Las que entrañen obligación directa o indirecta de adquirir los artículos de consumo en tiendas o lugares determinados.

 

f) Las que permitan retener el salario en concepto de multa.

 

g) Las que constituyan renuncia hecha por el obrero de las indemnizaciones a que tenga derecho por accidente del trabajo, y enfermedades profesionales, perjuicios ocasionados por el incumplimiento del contrato o por despedírsele de la obra.

 

h) Todas las demás estipulaciones que impliquen renuncia de algún derecho consagrado a favor del obrero en las leyes de protección y auxilio a los trabajadores.

 

XXVIII.- Las leyes determinarán los bienes que constituyan el patrimonio de la familia, bienes que serán inalienables, no podrán sujetarse a gravámenes reales ni embargos, y serán transmisibles a título de herencia con simplificación de las formalidades de los juicios sucesorios;

 

XXIX.- Es de utilidad pública la Ley del Seguro Social, y ella comprenderá seguros de invalidez, de vejez, de vida, de cesación involuntaria del trabajo, de enfermedades y accidentes, de servicios de guardería y cualquier otro encaminado a la protección y bienestar de los trabajadores, campesinos, no asalariados y otros sectores sociales y sus familiares;

 

XXX.- Asimismo serán consideradas de utilidad social, las sociedades cooperativas para la construcción de casas baratas e higiénicas, destinadas a ser adquiridas en propiedad, por los trabajadores en plazos determinados;

 

XXXI.- La aplicación de las leyes del trabajo corresponde a las autoridades de los Estados, en sus respectivas jurisdicciones, pero es de la competencia exclusiva de las autoridades federales en los asuntos relativos a:

 

a).- Ramas industriales y servicios:

 

1.- Textil;

 

2.- Eléctrica;

 

3.- Cinematográfica;

 

4.- Hulera;

 

5.- Azucarera;

 

6.- Minera;

 

7.- Metalúrgica y siderúrgica, abarcando la explotación de los minerales básicos, el beneficio y la fundición de los mismos, así como la obtención de hierro metálico y acero a todas sus formas y ligas y los productos laminados de los mismos;

 

8.- De hidrocarburos;

 

9.- Petroquímica;

 

10.- Cementera;

 

11.- Calera;

 

12.- Automotriz, incluyendo autopartes mecánicas o eléctricas;

 

13.- Química, incluyendo la química farmacéutica y medicamentos;

 

14.- De celulosa y papel;

 

15.- De aceites y grasas vegetales;

 

16.- Productora de alimentos, abarcando exclusivamente la fabricación de los que sean empacados, enlatados o envasados o que se destinen a ello;

 

17.- Elaboradora de bebidas que sean envasadas o enlatadas o que se destinen a ello;

 

18.- Ferrocarrilera;

 

19.- Maderera básica, que comprende la producción de aserradero y la fabricación de triplay o aglutinados de madera;

 

20.- Vidriera, exclusivamente por lo que toca a la fabricación de vidrio plano, liso o labrado, o de envases de vidrio; y

 

21.- Tabacalera, que comprende el beneficio o fabricación de productos de tabaco;

 

22.- Servicios de banca y crédito.

 

b) Empresas:

 

1.- Aquéllas que sean administradas en forma directa o descentralizada por el Gobierno Federal;

 

2.- Aquéllas que actúen en virtud de un contrato o concesión federal y las industrias que les sean conexas; y

 

3.- Aquéllas que ejecuten trabajos en zonas federales o que se encuentren bajo jurisdicción federal, en las aguas territoriales o en las comprendidas en la zona económica exclusiva de la Nación.

 

También será competencia exclusiva de las autoridades federales, la aplicación de las disposiciones de trabajo en los asuntos relativos a conflictos que afecten a dos o más Entidades Federativas; contratos colectivos que hayan sido declarados obligatorios en más de una Entidad Federativa; obligaciones patronales en materia educativa, en los términos de Ley; y respecto a las obligaciones de los patrones en materia de capacitación y adiestramiento de sus trabajadores, así como de seguridad e higiene en los centros de trabajo, para lo cual las autoridades federales contarán con el auxilio de las estatales, cuando se trate de ramas o actividades de jurisdicción local, en los términos de la ley reglamentaria correspondiente.

 

B.- ENTRE LOS PODERES DE LA UNIÓN, EL GOBIERNO DEL DISTRITO FEDERAL Y SUS TRABAJADORES:

 

I.- La jornada diaria máxima de trabajo diurna y nocturna será de ocho y siete horas, respectivamente. Las que excedan serán extraordinarias y se pagarán con un ciento por ciento más de la remuneración fijada para el servicio ordinario. En ningún caso el trabajo extraordinario podrá exceder de tres horas diarias ni de tres veces consecutivas;

 

II.- Por cada seis días de trabajo, disfrutará el trabajador de un día de descanso, cuando menos, con goce de salario íntegro;

 

III.- Los trabajadores gozarán de vacaciones que nunca serán menores de veinte días al año;

 

IV.- Los salarios serán fijados en los presupuestos respectivos, sin que su cuantía pueda ser disminuida durante la vigencia de éstos.

 

En ningún caso los salarios podrán ser inferiores al mínimo para los trabajadores en general en el Distrito Federal y en las Entidades de la República.

 

V.- A trabajo igual corresponderá salario igual, sin tener en cuenta el sexo;

 

VI.- Sólo podrán hacerse retenciones, descuentos, deducciones o embargos al salario, en los casos previstos en las leyes;

 

VII.- La designación del personal se hará mediante sistemas que permitan apreciar los conocimientos y aptitudes de los aspirantes. El Estado organizará escuelas de Administración Pública;

 

VIII.- Los trabajadores gozarán de derechos de escalafón a fin de que los ascensos se otorguen en función de los conocimientos, aptitudes y antigüedad. En igualdad de condiciones, tendrá prioridad quien represente la única fuente de ingreso en su familia;

 

IX.- Los trabajadores sólo podrán ser suspendidos o cesados por causa justificada; en los términos que fije la ley.

 

En caso de separación injustificada tendrá derecho a optar por la reinstalación en su trabajo o por la indemnización correspondiente, previo el procedimiento legal. En los casos de supresión de plazas, los trabajadores afectados tendrán derecho a que se les otorgue otra equivalente a la suprimida o a la indemnización de ley;

 

X.- Los trabajadores tendrán el derecho de asociarse para la defensa de sus intereses comunes. Podrán, asimismo, hacer uso del derecho de huelga previo el cumplimiento de los requisitos que determine la ley, respecto de una o varias dependencias de los Poderes Públicos, cuando se violen de manera general y sistemática los derechos que este artículo les consagra;

 

XI.- La seguridad social se organizará conforme a las siguientes bases mínimas:

 

a).- Cubrirá los accidentes y enfermedades profesionales; las enfermedades no profesionales y maternidad; y la jubilación, la invalidez, vejez y muerte.

 

b).- En caso de accidente o enfermedad, se conservará el derecho al trabajo por el tiempo que determine la ley.

 

c).- Las mujeres durante el embarazo no realizarán trabajos que exijan un esfuerzo considerable y signifiquen un peligro para su salud en relación con la gestación; gozarán forzosamente de un mes de descanso antes de la fecha fijada aproximadamente para el parto y de otros dos después del mismo, debiendo percibir su salario íntegro y conservar su empleo y los derechos que hubieren adquirido por la relación de trabajo. En el período de lactancia tendrán dos descansos extraordinarios por día, de media hora cada uno, para alimentar a sus hijos. Además, disfrutarán de asistencia médica y obstétrica, de medicinas, de ayudas para la lactancia y del servicio de guarderías infantiles.

 

d).- Los familiares de los trabajadores tendrán derecho a asistencia médica y medicinas, en los casos y en la proporción que determine la ley.

 

e).- Se establecerán centros para vacaciones y para recuperación, así como tiendas económicas para beneficio de los trabajadores y sus familiares.

 

f).- Se proporcionarán a los trabajadores habitaciones baratas, en arrendamiento o venta, conforme a los programas previamente aprobados.

 

Además, el Estado mediante las aportaciones que haga, establecerá un fondo nacional de la vivienda a fin de constituir depósitos en favor de dichos trabajadores y establecer un sistema de financiamiento que permita otorgar a éstos crédito barato y suficiente para que adquieran en propiedad habitaciones cómodas e higiénicas, o bien para construirlas, repararlas, mejorarlas o pagar pasivos adquiridos por estos conceptos.

 

Las aportaciones que se hagan a dicho fondo serán enteradas al organismo encargado de la seguridad social regulándose en su Ley y en las que corresponda, la forma y el procedimiento conforme a los cuales se administrará el citado fondo y se otorgarán y adjudicarán los créditos respectivos.

 

XII.- Los conflictos individuales, colectivos o intersindicales serán sometidos a un Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje integrado según lo prevenido en la ley reglamentaria.

 

Los conflictos entre el Poder Judicial de la Federación y sus servidores serán resueltos por el Consejo de la Judicatura Federal; los que se susciten entre la Suprema Corte de Justicia y sus empleados serán resueltos por esta última.

 

XIII.- Los militares, marinos, personal del servicio exterior, agentes del Ministerio Público y los miembros de las instituciones policiales, se regirán por sus propias leyes.

 

El Estado proporcionará a los miembros en el activo del Ejército, Fuerza Aérea y Armada, las prestaciones a que se refiere el inciso f) de la fracción XI de este Apartado, en términos similares y a través del organismo encargado de la seguridad social de los componentes de dichas instituciones; y

 

Los miembros de las instituciones policiales de los municipios, entidades federativas, del Distrito Federal, así como de la Federación, podrán ser removidos de su cargo si no cumplen con los requisitos que las leyes vigentes en el momento de la remoción señalen para permanecer en dichas instituciones, sin que proceda su reinstalación o restitución, cualquiera que sea el juicio o medio de defensa para combatir la remoción y, en su caso, sólo procederá la indemnización. La remoción de los demás servidores públicos a que se refiere la presente fracción, se regirá por lo que dispongan los preceptos legales aplicables.

 

XIII bis.- Las entidades de la Administración Pública Federal que formen parte del sistema bancario mexicano regirán sus relaciones laborales con sus trabajadores por lo dispuesto en el presente apartado.

 

XIV.- La ley determinará los cargos que serán considerados de confianza. Las personas que los desempeñen disfrutarán de las medidas de protección al salario y gozarán de los beneficios de la seguridad social.

 

 

 

 

IV.- Las características del Derecho del Trabajo

 

 

 

a) El Derecho del trabajo es un derecho de la clase trabajadora.

 

Cuando se habla del Derecho del trabajo como un derecho de la clase trabajadora, se quiere decir simplemente que sus disposiciones tienen sólo por objeto establecer beneficios para los trabajadores.

 

En cuanto a esta característica, es de señalarse que la función del derecho es mantener la paz social. No es concebible como norma jurídica, aquella que concediera a una sola de las partes y obligara solo a la otra. El derecho no puede ser norma aplicable a favor de  solo una de las partes. De tal manera que entender al derecho laboral como derecho de clase resulta, en nuestro concepto y especialmente en México, injustificado.

 

b) El Derecho del trabajo como un derecho protector de la clase trabajadora.

 

Por norma protectora debemos entender aquella que suponiendo la desigualdad entre los sujetos de una relación, concede al que está en una situación de inferioridad, ciertas prerrogativas que no alcanzaría si el derecho contemplara la relación imparcialmente.

 

Las normas de trabajo, crean todo un sistema de mínimos y máximos, siempre a favor de los trabajadores, y llevan su espíritu protector al grado de que, amparando al trabajador contra su permanente estado de necesidad, nulifican de pleno derecho las renuncias que este haga valer.

 

El Derecho laboral desarrolla incluso figuras tales como la Inspección del trabajo, la Procuraduría de la Defensa del Trabajo, la Comisión Nacional de Salarios Mínimos). Se observa que el proteccionismo nace particularmente, respecto del Derecho Individual.

 

En el derecho colectivo, las cosas no son de la misma manera (negociación colectiva, huelga, paros), pues se da la igualdad de fuerzas respecto del patrón.

 

c) El derecho del trabajo como un derecho en expansión.

 

Dice Néstor de Buen, que cree que un futuro próximo, toda prestación de servicios, cualquiera que sea su naturaleza, incluyendo las accidentales quedará amparada por el derecho laboral.

 

d) El Derecho del trabajo como mínimo de garantías sociales para los trabajadores.

 

Eso significa que las prestaciones señaladas en el artículo 123, como en la Ley Reglamentaria son el punto de partida. Arriba de ellas todo. Por debajo de esas prestaciones, nada.

 

e) El Derecho del Trabajo: Derecho Irrenunciable e Imperativo.

 

La irrenunciabilidad es el medio del que se vale el legislador para proteger al trabajador en su estado de necesidad, contra sí mismo.

 

 

 

De la aplicación e interpretación de las normas del trabajo

 

 

Eduardo Garcia Mainez, “interpretar es desentrañar el sentido de una expresión. Se interpretan las expresiones, para descubrir lo que significan. La expresión es un conjunto de signos, por ello tiene significación”.

 

Interpretar una ley es, en consecuencia, desentrañar el sentido que la ley encierra.

 

_________________________________________________________________

Don’t just search. Find. Check out the new MSN Search! http://search.msn.click-url.com/go/onm00200636ave/direct/01/

 

 

 

 

 

 |  |    |  |  | Inbox

  

   Get the latest updates from MSN 

  MSN Home   |   My MSN   |   Hotmail   |   Search   |   Shopping   |   Money   |   People & Chat  

 Feedback  |   Help    

 © 2004 Microsoft Corporation. All rights reserved. TERMS OF USE   Advertise   TRUSTe Approved Privacy Statement      Anti-Spam Policy